fbpx
Saltear al contenido principal

CONOCE TU SALUD MENTAL

Atención gratuita 171

Sección Salud mental  Conoce tu salud mental

Preguntas frecuentes sobre salud mental

La emergencia sanitaria por COVID-19 puede agobiar y perturbar emocionalmente a las personas y comunidades, el miedo, la incertidumbre, y la inseguridad pueden elevar nuestros niveles de estrés.

A continuación detallamos las reacciones más frecuentes que pueden surgir:

Las reacciones más comunes que se presentan en estos escenarios están relacionados a:

  • Temor y preocupación por su propia seguridad y la de sus seres queridos.
  • Cambios en los patrones del sueño o del apetito.
  • Cambios en el humor: angustia, inseguridad, incertidumbre, irritabilidad, tristeza, ira, impotencia.
  • Preocupaciones sobre el futuro, dificultades para concentrarse, pensamientos repetitivos o catastróficos
  • Dolores del  cuerpo sin una razón médica que lo justifique, palpitaciones, opresión en el pecho y la garganta, molestias gastrointestinales, etc.
  • Empeoramiento de problemas previos de salud mental.
  • Aumento en el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas.

Todas estas reacciones son esperables ante una situación de emergencia debido a que nuestro sistema de alerta se activa para anticipar nuestra respuesta según el tipo de riesgo. Afortunadamente existen pautas que minimizan este impacto y nos ayudan responder de una manera adecuada.

Por lo general, la mayoría de personas han desarrollado varias alternativas para afrontar una crisis de manera efectiva, atender a tiempo el malestar emocional en una crisis evitará problemas más complejos a futuro, por ello a continuación te sugerimos lo siguiente:

  • Sigue las recomendaciones que se emiten por medios oficiales.
  • Date permiso para sentir, expresar y compartir tus emociones y preocupaciones con  familiares y amigos, sin hacer daño.
  • Acepta tus emociones y recuerda que esta es una situación temporal que irá cambiando poco a poco.
  • Date tiempo de meditar sobre cualquier decisión importante, buscando la opinión de alguien con experiencia, si lo necesitas.
  • Pide apoyo profesional si el malestar emocional no disminuye o no desaparece.
  • Colabora con tu comunidad y forma una red de apoyo con tus vecinos, familiares, amigos o conocidos, incluye a personas que viven solas y mantente conectado para abrir espacios de escucha y solidaridad.
  • Busca, y comparte recursos disponibles en tu comunidad para (ayuda psicológica, apoyo económico, servicios de salud disponibles, etc.)
  • Evita caer en la discriminación y la exclusión.

Por lo general el malestar emocional va disminuyendo en la medida en que vamos retomando nuestras actividades cotidianas y adaptándonos a los nuevos cambios de vida que son necesarios para cuidar nuestra salud, sin embargo es recomendable buscar asistencia en salud mental cuando:

  • A medida que pasa el tiempo los síntomas no disminuyen, sino que se agravan.
  • Tus acciones y emociones salen de control.
  • Cuando estás solo y sientes que la situación te sobrepasa sin tener a quien contárselo.
  • Cuando la medicación que te prescribieron no da los efectos esperados o está por agotarse.
  • Cuando lo que te pasa no solo te afecta a ti, sino además a tu familia, trabajo, amigos o conocidos.
  • Cuando necesitas información o surge alguna inquietud que no la puedes solventar con la información disponible.

Recuerda que  muchos problemas pueden solucionarse con buscar apoyo de manera oportuna.

Así como en la salud física, existen problemas de salud mental que tendremos que sobrellevar por largo tiempo, para ello es importante continuar con el tratamiento previo a través de los recursos disponibles.  Si estás en esta situación o tienes un familiar o conocido en esta situación, es necesario:

  • Evitar el aislamiento y la desconexión: Utiliza medios virtuales para mantenerte en contacto.
  • Aplica las recomendaciones para el aislamiento preventivo: Existen varios recursos que te pueden ser útiles para generar una rutina diaria que permita mantenerte ocupado y estable.
  • Continuar con el acompañamiento psicoterapéutico: el profesional de psicología te acompañará  y apoyará en el control de tu estado emocional.
  • Puedes acceder a servicios de salud mental a través de la línea 171 opción 6, que permite activar la red de salud del MSP, IESS, ISFFA e ISPOL, o si te es posible acude al centro de salud que está a cargo de tu tratamiento.  Este servicio también te apoya para la entrega de medicación en salud mental.
  • No descontinúes el uso de la medicación prescrita por un profesional, evita automedicarte: La medicación psicotrópica requiere del acompañamiento de un especialista para generar los efectos deseados.
  • Realiza un plan para recibir apoyo con alguien de tu confianza si llegases a sufrir una crisis: Es importante que las demás personas sepan cómo actuar y qué es lo que necesitas para estabilizarte.

Cuando las problemáticas de salud mental ponen en riesgo tu vida y la de los demás, es necesario contar con apoyo inmediato, considera llamar al servicio de emergencia en las siguientes situaciones:

  • Ideación suicida grave
  • Intento de suicidio
  • Alteraciones del comportamiento y psiquiátricas: agresividad deliberada para sí mismo y para otros con psicosis aguda.
  • Ataque de pánico
  • Violencia de género e intrafamiliar en delito flagrante.
  • Intoxicación o abstinencia de alcohol y otras drogas.
  • Delirio, pérdida paulatina de la conciencia.
  • Desórdenes graves del pensamiento, desorientación, alteraciones de memoria
Volver arriba